Estás en:

Mantenimiento regular

La puesta a punto del coche, de forma periódica, repercute significativamente en el ahorro de carburante.

¿Cómo reducir el consumo y ahorrar dinero?

Mantenga la presión correcta de los neumáticos. Una presión de 0,3 bares

por debajo de la presión fijada por el fabricante incide en un sobreconsumo de aproximadamente un 3%.

Cuide el correcto alineado de los neumáticos. No sólo ahorra carburante, sino que evita el desgaste prematuro de la banda de rodadura.

Cambie filtros, aceite y bujías en el momento indicado. La elección incorrecta del tipo de aceite puede aumentar el consumo hasta un 3%.

Su motor debe estar bien reglado. Un motor mal reglado puede incrementar el consumo en un 9%.